Galaxia

Posted on Ene 12, 2017

Una vez más / una nueva vez
Sentí como una nebulosa estelar se arremolinaba hacia dentro, directo en los ojos. La lengua comenzó a moverse de manera independiente, las piernas temblaron y se me erizó toda la piel. Luego aparecieron los espasmos involuntarios. El sueño le llegó como una tormenta eléctrica: intempestivo y feroz.
Como es habitual, no soñé. Sin embargo, toda la convulsión interna me despertó una idea: prepararse para un retorno requiere ejercicios de toda índole.
Hay brotes que vengo recogiendo hace un buen tiempo, tienen un perfume muy especial, a certeza que flota en la laguna inquieta que es este núcleo.
Hay una galaxia entera cuya energía se cuela en las mañanas con vos, en los almuerzos cocinados a cuatro manos, y en los planes a futuro.

Reply